¿Ojalá u O Allah?

 

          Cuando hablamos de espiritualidad en Latinoamérica, es inevitable mencionar el Islam. La religión islámica y la cultura árabe fueron grandes influencias en todo aspecto de la cultura hispana. Durante casi 800 años, España, la madre de todo país latino, fue dominada por árabes musulmanes, llamados moros. En el año 711 el general musulmán, Tariq ibn Ziyad, acompañado por un ejército de 7.000 soldados, cruzó el estrecho del norte de África hacia España. Los árabes habían encontrado la perfecta oportunidad para entrar a la península Ibérica, ya que el gobierno visigodo del Rey Rodrigo estaba debilitado. Muchos españoles protestaban por la incompetencia de este reinado y sus protestas habían llegado a oídos del gobernador del norte de África. Cuando el ejército árabe llegó a España quemaron sus botes, determinados a permanecer allí y extender el imperio musulmán. Hasta hoy, el estrecho que separa a la península ibérica  y el norte de África lleva el nombre del general Tariq ibn Ziyad: Jabal-at-Tariq o Gibraltar, que significa “la montaña de Tariq.” Después de derrotar al ejército visigodo “los moros” siguieron su conquista hasta Toledo y establecieron tratados con los españoles. A la tierra dominada por los musulmanes la llamaron Al-Andalus, actualmente Andalucía. Durante los años que los musulmanes dominaron a España, se practicaba la democracia pluralista, donde gente de todas religiones (cristianos, musulmanes, y judíos) vivían juntos en paz, aunque muchos pobladores se convirtieron a la religión musulmana. Durante este tiempo también surgió un período de enriquecimiento en el comercio, la arquitectura, el arte, la literatura, la ciencia, y la matemática. Los musulmanes permanecieron en España por siete siglos, hasta 1492, cuando fueron expulsados por los reyes católicos, Fernando de Aragón e Isabela de Castilla. Justo durante este tiempo fue que Cristóbal Colon “descubrió” América. Cuando España comenzó a colonizar Latinoamérica, ya las influencias del Islam estaban presente en su cultura.  

Hasta hoy es inevitable ir a cualquier lugar en España y en Latinoamérica y no ver la influencia de la cultura musulmana, por ejemplo, en los nombres de las calles, las estructuras de edificios, la belleza del arte, y hasta en las personalidades de la gente hispana se encuentran rastros de aquel viejo imperio. A veces es difícil distinguir en la apariencia a un árabe de un latino. El parecido en el aspecto físico es sorprendente: ojos grandes, cejas y pelo abundante, labios carnosos, hombres altos, y mujeres de caderas anchas y cuerpos curvilíneos. Los hispanos poseen la autoestima, fortaleza, romanticismo, y espiritualidad intensa típica de los árabes.

¿Hablas Árabe?

Desde el siglo XIII hasta el siglo XV, el árabe fue el idioma oficial en muchas partes de España. El ser bilingüe árabe-español era normal. En esos tiempos el árabe fue visto como un idioma prestigioso. Sorprendentemente, durante un tiempo el español se escribió usando las letras árabes. Actualmente en la lengua castellana o el español hay más de 6.000 palabras de origen árabe. La expresión más famosa española “¡Olé!” viene de la palabra árabe “Wallah” que significa “por Dios.” Terminología árabe fue adoptada para describir las varias cosas que los moros les introdujeron a los españoles. Por ejemplo palabras como adargas, alforjas, jinete, tambor, alcalde, aldea, alguacil, algodón, alfombra, arroz, aceituna, y almohada tienen raíces árabes. La religión musulmana asimismo influyó en el uso de ciertas palabras. Una de ellas es “ojalá” derivada de “insha’Allah,” que significa “si Dios quiere” o “que Dios permita.”

Latinos Musulmanes en los Estados Unidos

¿Será por esas grandes influencias que hoy día muchos latinos en Latinoamérica y los Estados Unidos están volviendo al Islam como su religión? Sólo Allah lo sabrá. Allah literalmente significa “el Dios” en árabe. Cuando los musulmanes rezan se refieren a Dios como Allah, pronunciado más bien como “Alá.” “Islam” literalmente significa someterse al la voluntad de Dios. Para ser un musulmán, uno sólo tiene que decir y creer que no hay otro dios más que uno, Allah, y Mahoma fue Su último profeta. Mahoma fue un profeta que vivió 570 años después de Jesucristo. Recibió revelaciones de Dios relatadas por el ángel Gabriel por un período de 23 años que fueron escritas y memorizadas, creando el Corán. El Corán es el libro de los musulmanes como la Biblia es para los cristianos. Los musulmanes creen que Dios envió mensajeros, desde Adán hasta Mahoma, para enseñarle a los seres humanos sobre Su religión. Dice en el Corán,

"Digan: Creemos en Dios y en lo que se nos ha revelado, en lo que se ha revelado a Abraham, Ismael, Isaac, Jacobo y las tribus, en lo que Moisés, Jesús y los profetas han recibido de su Señor. No hacemos distinción entre ninguno de ellos y nos sometemos a Él." (El Corán 3:84)

Muchos musulmanes Latinos son atraídos a la religión por la conexión a su cultura. En todos los países de Latinoamérica existen mezquitas, o centros islámicos, dónde se practica el Islam. En los Estados Unidos la existencia de musulmanes de origen latino es cada día más grande. Más de 1% de los 7 millones de musulmanes actualmente en los Estados Unidos son latinos.  La mayor concentración de estos latinos musulmanes se ve en ciudades de alta población hispana como Nueva York, Chicago, Houston, Miami, y Los Ángeles. En Nueva York hay una mezquita llamada Alianza Islámica, que fue construida por un grupo de latinos musulmanes. En las áreas cercanas de Washington D.C. como el norte de Virginia y Baltimore también hay una comunidad de latinos musulmanes. Existen varios grupos Hispano-islámicos en los Estados Unidos como LADO (Latino-American Dawah Organization), LAMU (Latino-American Muslim Unity), y PIEDAD (Propagación Islámica para la Educación y la Devoción a Alá el Divino).

Aunque uno sea latino, anglosajón, o afro-americano, la religión islámica esta creciendo día a día más en los Estados Unidos. Lo interesante de los latinos musulmanes es que sus raíces mayormente provienen de los moros que estuvieron en España por ocho siglos. El Islam ofrece un estricto sistema moral que es característico de las familias latinas. Ana Ayala, una musulmana Colombiana que vive en Washington D.C., dice, “Para los latinos, la religión musulmana es atractiva por la conexión a la familia, el énfasis en la estructura familiar, y por el estatus de la mujer, que es igual al de la mujer latina.”

Para más información sobre la historia de los moros en España, visite las siguientes páginas en la red: http://www.latinodawah.org/ , http://www.lasculturas.com/lib/libIslam.htm , http://www.hispanicmuslims.com/  , http://www.geocities.com/WestHollywood/Park/6443/LatinAmerica/